Cierre del Mercado de Chicago

13 de Octubre de 2021
La soja y el maíz continúan su senda bajista ante suministros globales superiores a los anticipados. El trigo también culmina con caídas presionado por tomas de ganancias.

El trigo cierra con pérdidas presionado por tomas de ganancias por parte de los fondos de inversión luego de las subas registradas en la rueda de ayer que fueron impulsadas por las proyecciones de menores existencias globales. En su informe mensual, el USDA recortó los stocks finales mundiales para la campaña 2021/22, la cuales serían las más bajas desde el ciclo 2016/17, lo cual había impulsado a las cotizaciones.

Los futuros de maíz caen un 2% y tocan un mínimo en cuatro semanas mientras el mercado continúa sintiendo la presión de una oferta de granos amarillos mayor a la anticipada (en la jornada de ayer, el USDA incrementó sus estimaciones de producción y de stocks finales para EEUU). Además, si bien en la jornada se registraron ventas al exterior por 160.000 t hacia destinos desconocidos, las exportaciones han sido magras en las últimas semanas, lo cual genera preocupaciones acerca de la demanda internacional y suma a la inercia bajista.

Los contratos de soja finalizan la jornada con bajas. Al igual que en el caso del maíz, las proyecciones de producción y existencias finales de granos continúan ejerciendo presión sobre los precios. Asimismo, si bien se anunciaron ventas por 330.000 t hacia China, la demanda externa de poroto se mantiene en niveles inferiores a la exhibida a estas alturas del año pasado: de acuerdo a datos de la aduana china, las importaciones de soja en septiembre cayeron 30% respecto de igual mes del 2020. Sin embargo, la suba en los precios del aceite ofreció soporte a las cotizaciones y limitó las caídas.