Indicadores Climáticos

03 de Junio de 2021

INDICADORES CLIMÁTICOS

Lo que viene, el pronóstico para la semana próxima en la región núcleo

Viernes y sábado con lluvias

Entre viernes y sábado se desarrollaran precipitaciones de variada intensidad, con sectores que recibirán acumulados significativos. Santa Fe registrará los mayores acumulados.

Las lluvias en la región se desarrollarían entre el viernes y sábado. Se esperan fenómenos de variada intensidad que dejarían sectores con acumulados significativos, especialmente sobre la provincia de Santa Fe: allí podrían observarse los mayores registros. Durante el resto de la semana, no se esperan precipitaciones pero sí condiciones de tiempo inestable debido a la circulación del viento del sector este y a la humedad que mantendrá un nivel relativamente alto.

 

Las temperaturas seguirán siendo elevadas considerando la época del año. Pero, durante el domingo, una vez que se hayan retirado las precipitaciones de la región, los registros presentarán un descenso significativo aunque temporario ya que,  con la circulación del este y el aporte de humedad, volverán a aumentar. Se prevé que con el correr de la semana el viento rote nuevamente al norte, volviendo a fomentar el ascenso de las temperaturas sobre la región.

 

La circulación del viento se mantendrá del sector norte en el comienzo de la semana pero el resto del periodo prevalecerá con una componente del sector este aportando humedad. Luego de las lluvias habrá una rotación temporaria del viento al sector sur pero de muy corta duración permitiendo el descenso de las marcas térmicas.

 

La nubosidad estará presente durante todo el período de pronóstico pero será muy significativa entre el viernes y el sábado, momento en el que se desarrollarán las precipitaciones.

 

La circulación del viento del este junto con la variabilidad de las marcas térmicas mantendrá muy elevada la humedad en las capas bajas de la atmósfera a lo largo de toda la semana.

 

 

Lo que pasó con el clima en la última semana en la región núcleo

Semana sin precipitaciones

Volvió el buen tiempo y el frío a la región núcleo: hubo mínimas de 0ºC a 3ºC.

 

Las temperaturas presentaron valores levemente superiores a los de la semana pasada pero dentro de los niveles medios para la época del año ya que se mantuvieron entre 23 y 25ºC. El dato más destacado se midió en Irigoyen, Santa Fe, con un registro de 26,1ºC. Los valores de las temperaturas  mínimas se ubicaron dentro de los promedios normales para la época del año y similares a los del periodo anterior, con marcas entre 1ºC y 3ºC. El registro más bajo fue en la localidad de Junín, Buenos Aires, con el valor exacto de 0ºC.

 

Se puede observar que las reservas de humedad en el suelo muestran una estabilización generalizada, con muy buenas condiciones hídricas en toda la región. Sólo una pequeña porción sobre el extremo noroeste de GEA mantiene humedad edáfica regular, el resto de la región presenta características entre adecuadas y óptimas.

 

Para los próximos quince días se puede concluir que no se necesitan lluvias para mantener los buenos niveles de humedad en toda la región GEA. Sólo se requieren unos pocos milímetros sobre noroeste para alcanzar condiciones óptimas en ese sector de GEA, pero con registros de 20 a 40 mm sería suficiente.

 

 Extensión GEA: O de Córdoba, N de Santa Fe, Santiago del E. y Chaco

 

¿Semestre frío con lluvias normales?

Con los perfiles recargados y solo algunas lloviznas débiles  y dispersas,  al final de los últimos siete días, el escenario para el arranque de la campaña no puede ser mejor. Prácticamente, todas las regiones aptas para los cultivos de invierno alcanzaron un nivel de humedad edáfica óptimo. Solo quedaron un poco más retrasadas las zonas del extremo norte de nuestro país.

En el corto plazo la demanda de precipitaciones es prácticamente nula en la mayor parte de la región núcleo, aunque existe un gradiente más elevado de requerimiento a medida que nos desplazamos desde el sudeste de la región pampeana hacia el noroeste de Córdoba.

 El desempeño pluvial con que concluyó mayo fue tan favorable como inesperado. Las lluvias fueron oportunas y muy efectivas en la recarga de los perfiles posibilitando de manera generalizada el arranque de la siembra triguera.

 A esta altura del año, en el 2020, la región pampeana, y en especial la franja oeste de Argentina, afrontaban el inicio de la siembra dentro de un marcado déficit de humedad. Y a partir de allí, la falta de agua se profundizó por la prolongada escasez de lluvias durante todo el invierno y parte del semestre cálido. Quince días atrás parecía que ese escenario negativo volvería a repetirse en esta campaña, pero el final de mayo cambió todo rotundamente. El desarrollo de lluvias, de intensidad atípica para la época, optimizó la humedad de los suelos consolidando una situación muy distinta a la que se presentaba el año pasado.

 Actualmente, las proyecciones de gran escala indican con mayor probabilidad la ocurrencia de un semestre frío con un comportamiento pluvial cercano al normal estacional histórico. Se mantendría en este marco, el típico gradiente de lluvias que favorece al este por sobre el oeste. Esta característica, por el momento, no se evalúa como un factor negativo tomando en cuenta la excelente y generalizada condición hídrica con que arranca la campaña de granos finos 2021.

 Para los próximos días, los modelos de pronóstico señalan que los sectores ubicados al este de Buenos Aires, Santa Fe y la Mesopotamia, afectados por la circulación de aire húmedo desde el Atlántico, puedan presentar cierto grado de inestabilidad con la probabilidad de lluvias durante el fin de semana.