Indicadores Climáticos

06 de Agosto de 2020

Lo que viene, el pronóstico para la semana próxima en la región núcleo

¿Lluvias en el este bonaerense?

Un nuevo descenso de temperatura con lluvias que podrían alcanzar solo al extremo noreste de Buenos Aires. Los acumulados serían escasos.

A partir del día de hoy, jueves 6, se espera la llegada de un sistema frontal frío que provocará la rotación del viento al sector sur. Habrá un importante descenso de las temperaturas en toda la región GEA. Este significativo descenso llevará los registros a valores cercanos a los niveles medios estacionales. Podrían producirse algunas heladas, aunque débiles y de manera aislada.

La semana estará caracterizada por la presencia de viento del sector sur. Si bien en el comienzo de este período todavía persiste del sector norte, lo hará pocas horas, ya que la llegada del sistema frontal frío provocará su rotación al sur y el aumento de la intensidad. El resto de la semana será cambiante. Entre el sábado y el domingo circulará del norte, pero de manera temporaria. A partir del lunes volverá a prevalecer del sector sur con moderada intensidad.

La cobertura nubosa será abundante y el cielo permanecerá mayormente nublado en toda la región GEA. Si bien habrá momentos soleados, en general, la presencia de nubes siempre será significativa y sólo se espera una considerable diminución entre el próximo martes y el miércoles.

La humedad en las capas bajas de la atmósfera también se mantendrá importante todo el periodo. Esto viene ocurriendo desde hace varias semanas. La presencia de la humedad será significativa pero no suficiente para provocar lluvias generalizadas en la región. Recién hacia el final del período de pronóstico se prevé una fuerte disminución de la humedad atmosférica en toda la franja central del país.

 

Lo que pasó con el clima en la última semana en la región núcleo

Las elevadas temperaturas dominaron la región

Sin lluvias, las elevadas temperaturas protagonizaron la semana.

Los registros térmicos máximos se ubicaron muy por encima de los niveles medios estacionales. Los valores más altos de la semana oscilaron entre 30 y 32ºC, siendo extremadamente superiores a los de la semana pasada. El valor extremo fue el de la localidad de Pellegrini, con una marca de 32,8ºC.

Las mínimas fueron aumentando progresivamente, por lo que los registros más bajos se dieron en el comienzo del período de pronóstico, con un promedio entre 0 y 2º C bajo cero. Fueron significativamente superiores a los del periodo anterior, aunque dentro de los normales para la época del año. El valor más bajo, 3,7ºC bajo cero, fue medido en Pozo del Molle.

Se puede observar que las condiciones de humedad siguen deteriorándose en toda la región GEA. Si bien sobre el margen este de Buenos Aires todavía se observan reservas adecuadas, en la última semana se produjo una importante reducción del área con estas características. El resto de la región se mantiene igual que la semana pasada, con reservas escasas o características de sequía.

Para los próximos 15 días, la necesidad hídrica en la provincia de Córdoba sigue siendo muy importante con acumulados de más de 100 mm y zonas con más de 120 mm para recomponer la humedad del suelo. En Santa Fe y el noroeste de Buenos Aires mantienen una necesidad de 60 a 80 mm para alcanzar niveles hídricos adecuados. El noreste de Buenos Aires solo necesita precipitaciones en el orden de los 20 a 40 mm para volver a las condiciones óptimas.

 

Extensión GEA: O de Córdoba, N de Santa Fe, Santiago del E. y Chaco

Agosto sin lluvias suficientes para socorrer el gran déficit

Agosto inició sin cambios y con un comportamiento pluvial tan ausente de lluvias como el final de julio.Como viene ocurriendo desde el otoño, las precipitaciones registradas durante los últimos siete días dejaron fuera de escena toda nuestra región de análisis. Los desarrollos, aunque muy débiles, una vez más eligieron como destinatario el centro sur de las provincias de La Pampa y Buenos Aires, aunque con acumulados escasos, inferiores a los 8 milímetros. Si bien a esta altura del año no podemos esperar lluvias significativas sobre la región mediterránea, tampoco estuvieron presentes en el arranque del nuevo mes registros medios considerados dentro de las estadísticas.

La continuidad del escenario seco ya debe evaluarse cuidadosamente, pues la escasez de reservas sigue ganando territorio. Como muestra el mapa, la única porción de nuestra zona de interés que aun presenta algo más de humedad es el noreste de la provincia de Buenos Aires. El resto de la zona núcleo se encuentra dominada por una fuerte anomalía deficitaria que, en términos de su potencial daño, crece de sudeste a noroeste.

Los acumulados necesarios para llevar las reservas de humedad edáfica a niveles normales están en el orden de 80 y 120 mm. Lluvias de este orden en esta época son muy poco probables. Los valores están muy lejos de los valores estadísticos estacionales. Además los pronósticos de corto y mediano plazo no indican desarrollos que permitan ni siquiera acercarse a esos registros. Por lo tanto, por delante hay un difícil tramo para los cultivos de la franja mediterránea a la espera de las mejores lluvias de primavera.

Por el momento, la circulación de aire está promoviendo el retorno a un ambiente más cálido y húmedo. Sin embargo, aun cuando este escenario está jugando a favor, no parece indicar un cambio inminente del patrón de lluvias. Las difíciles condiciones hídricas actuales solo podrán encontrar alivio sí el transcurso del mes de agosto ofrece, por lo menos, algunos desarrollos dentro de las estadísticas.