Detalle por Subzonas

06 de Agosto de 2020

SUBZONAS Y RED DE ESTACIONES METEOROLÓGICAS GEA

SUBZONA I

En Carlos Pellegrini también la falta de agua plantea un ultimátum para los rindes del trigo. "Es imprescindible el regreso de las lluvias. Con la humedad presente en los suelos, el cultivo  solo podrá resistir una semana más sin deteriorar su normal desenvolvimiento", dicen los técnicos. "Desde mediados de agosto comenzaría a perder rendimiento", advierten."Más aún con este calor que está incentivando el desarrollo de la planta.Se generarán importantes pérdidas en el cultivo a medida que avancen los días cálidos y secos", explican los ingenieros de Carlos Pellegrini. Con las reservas de humedad escasas y sin pronósticos de  lluvias importantes en este mes, "no se podrán hacer las siembras de maíz", advierten en la zona."Habrá algunos productores que la juegan porque tienen mucho por sembrar y no le alcanza los tiempos. Pero en estas condiciones no se puede". La ocurrencia de lluvias definirá la situación maicera, "sin lluvias importantes prácticamente no habrá maíz temprano en la zona", agregan.

"Las reservas de agua a 50 cm de profundidad son suficientes para aguantar unos 15 días más sin resignar rinde en trigo", resumen los ingenieros de El Trébol. "Se necesitan unos 20 mm para recuperar la tasa de crecimiento del cultivo ya que está detenido en el macollaje. Si no llueve hasta fines de este mes podría haber una merma de un 30% del potencial del rinde", advierten. "Las altas temperaturas de estos días podrían provocar un machoneo en el área foliar". Respecto al maíz, los ingenieros explican que si bien a profundidad la humedad está, "sin una lluvia no se podrá arrancar la siembra del cereal".

"El trigo tiene agua para resistir 15 a 20 días más", comentan los ingenieros de Cañada de Gómez; "Las cosas se van a poner muy complicadas".Y agregan, "si el área no recibe 30 a 40 mm el trigo comenzará a perder potencial de rinde, hablamos de un 20 a un 30% menos si no llueve antes de fines de agosto", dicen los técnicos. Un 30% de los lotes se los clasifica en condiciones regulares y un 70% como buenos. Las altas temperaturas de esta semana han acelerado la pérdida de reservas de humedad. Pensando en la siembra de maíz, "se necesitan como mínimo unos 30 mm para recomponer las reservas en lotes con buena cobertura, que vienen de siembra directa". En el resto se necesitan más de 50 mm como en lotes de siembra convencional o con escasa cobertura, comentan.

“Ya no hay más humedad en los primeros 15 a 20 centímetros del suelo. Si no llueve en los próximos días de esta semana la perdida de rinde será notable”, advierten los ingenieros del corredor que une Cañada de Gómez con Villa Eloísa. Pero, ¿y si no llueve hasta fines de agosto? Las pérdidas de rinde dependerá de la zona, responden los técnicos. “Los lotes que están del lado norte de Cañada están mejor provistos, sin embargo estiman que las pérdidas podrían estar en el orden de un 20 a 30%. Entonces, ¿cuánta agua se necesita para mejorar el estado del cultivo y no perder rinde? "Al menos 40 mm". Hay que tener en cuenta que ya es el 35% del área la que se encuentra en condición regular. Con los cambios de temperatura de esta semana, algunos cuadros empiezan a querer a elongar (5% del área), explican los técnicos. Si siguen las  altas temperaturas y se suma alta humedad ambiente, no tardarán en desarrollarse enfermedades. “También las malezas podrían incrementar su tasa de crecimiento”, explican los ingenieros del área.En cuanto al maíz el panorama es complicado, las reservas en profundidad son escasas, están por debajo del promedio. “Si no llueve en agosto no se podrá sembrar maíz”, advierten.

 

SUBZONA II

"Si no se registran lluvias en los próximos 20 días en Bigand la caída de rendimiento del trigo se marcará en pérdidas de macollos y plantas", advierten los ingenieros. "Según el manejo del lote, las reservas de agua en el perfil y la fertilización, el descenso del rinde puede ir desde un 20 a un 30%", dicen en el área. Hay un 35% de los lotes que se encuentran entre regulares y malas condiciones. Para asegurar una buena recuperación del cultivo se necesita una lluvia de 40 a 50 mm. Además del estrés hídrico, se suma la variabilidad térmica: "de heladas intensas pasamos a días con 30 °C", mencionan los ingenieros. "El mayor daño lo provocarían las bajas temperaturas si hay un pasaje abrupto al frío", explican.Para el maíz,las reservas no son suficientes para iniciar la siembra: "si no llueve más de 20 mm que asegure una buena siembra, será imposible sembrarlo".

 

SUBZONA III

En la zona de La Violeta y hacia la costa Paraná el trigo está resentido por la sequía en su estadio de macollaje. “Para fin agosto si no llueve estimamos un 30% pérdida potencial”, alertan los técnicos del lugar. “Se necesitan 50 mm para apagar el "incendio" y estar tranquilos”, agregan. La falta de agua y las temperaturas altas afectan de manera negativa al macollaje y se empeora la condición. En cuanto a la siembra 2020/21 de maíz, los técnicos advierten, "si no llueve en este mes de agosto, no se puede sembrar maíz". "Y mucho menos en las áreas más cercanas a la costa porque directamente no hay agua almacenada", explican.

 

SUBZONA IV

"Los rodeos sin plantas crecen y ya vemos lotes malos", comentan los técnicos de General Pinto. "Seguimos sin lluvias, más del 50% de los lotes están sin fertilizar y los lotes se deterioran semana a semana", dicen los ingenieros del área. El panorama del trigo ha cambiado completamente, se esperaban buenos rindes en el nivel del año pasado, pero ya se habla de pérdidas importantes. "Las expectativas de recibir lluvias en agosto son muy pocas. Sin lluvias antes de septiembre las pérdidas van a estar entre el 20 y 30% de rinde", explican en el área. Respecto al maíz, "falta mucha agua para reponer las reservas y para sembrarlo tendrá que llover muy bien antes", advierten. En la zona se espera un retroceso muy importante del maíz, en torno al 30% pero con este panorama hay un desaliento muy importante y "la baja puede ser más", comentan los técnicos. 

 

SUBZONA V

"Hay productores que están perdiendo rinde porque en sus lotes el agua solo les alcanzó para nacer", dicen los ingenieros de Monte Maíz. "Otros cuadros pueden pasar agosto sin perder rinde. Pero lo cierto es que se está complicando el stand de plantas”, advierten los técnicos. "Las temperaturas altas de estos días enternecen el cultivo y lo hacen susceptible a una posible helada", explican. "Este año se sembró el 25% del total sembrado en la 2019/20 y de ese poco porcentaje de siembra, hay un 10 a 15% que está muy comprometido por la seca. Si no llueve a fin de agosto, el cultivo va a tener que cambiar de destino”, dicen los técnicos. En cuanto al maíz 2020/21, en la zona lo primero que cuentan es que no llueve desde el 15 de marzo.            Más aún, con un ciclo dónde muchos cuadros vienen de trigo/soja de segunda, que se llevó gran parte de la humedad, las reservas de agua son escasas y un gran problema para la gruesa, explican en el área.  “Las napas están por debajo de la campaña pasada, no hubo recarga hídrica y hay un “sándwich” de tierra seca", dicen en el área. “Tendría que llover al menos 100 mm antes de sembrar maíz, si llueve menos de eso, sembrar con menos de 60% de capacidad de campo es mucho riesgo”, advierten en el área.