Indicadores Climáticos

04 de Junio de 2021

INDICADORES CLIMÁTICOS

Lo que viene, el pronóstico para la semana próxima en la región núcleo

Semana sin lluvias y días estables

Precipitaciones prácticamente ausentes en la semana. Al principio, alta humedad. Luego, días más fríos y secos.

 

Hoy, jueves 10, presencia de alta humedad, neblina y bancos de niebla, nubosidad y temperaturas relativamente elevadas. El resto del periodo las condiciones del tiempo serán más frías y secas y, por lo tanto, más estables.

 

Las temperaturas inicialmente serán elevadas pero eso cambiará rápidamente ya que a partir de la tarde del mismo día jueves 10 se espera una rotación del viento al sector sur acompañando un moderado descenso de las marcas térmicas. Esta disminución de la temperatura será temporaria, ya que durante el fin de semana se prevé un leve ascenso de los registros pero también de corta duración. Entre el martes y el  miércoles se espera un nuevo y más fuerte descenso térmico con la presencia de heladas en una importante porción de GEA.

 

La circulación del viento se mantendrá en constante  rotación. Del norte durante las primeras horas del jueves, luego cambiando al sur, con moderada intensidad. El fin de semana, volvería a establecerse del sector norte o noroeste y finalmente, en el inicio de la próxima semana, se volverá a posicionar del sector sur provocando el importante descenso térmico antes mencionado.

 

La cobertura nubosa será muy abundante durante la jornada del jueves que mantendrá un importante contenido de humedad en las capas bajas de la atmósfera. Con el avance de la semana, se esperan días un poco más soleados y fríos, potenciando las condiciones de estabilidad en toda la región.

 

La humedad atmosférica, como hemos mencionado, será muy significativa durante la jornada de hoy, jueves 10. A partir del fin de semana se espera una fuerte disminución de la misma en toda la región GEA, producto del ingreso de una masa de aire más frío, pero también más seco. Esta situación se irá reacomodando con el paso de los días y la humedad irá aumentando de manera progresiva pero muy lentamente, especialmente hacia el final de la próxima semana.

 

 

Lo que pasó con el clima en la última semana en la región núcleo

Lluvias muy débiles y escasas en la región

Solo en algunos sectores de Santa Fe y noreste de Buenos Aires, las lluvias se hicieron presentes de manera muy puntual y aislada.

 

El único caso destacado fue el de Irigoyen, Santa Fe, con 9,8 mm a lo largo de la semana.

 

Las temperaturas presentaron valores muy similares a los de la semana pasada, con registros dentro de los niveles medios para la época del año, ya que se mantuvieron entre 22 y 27ºC, pero mostrando una importante diferencia entre el sur y el norte de la región. El dato más destacado se midió en la localidad de Irigoyen, Santa Fe, con un registro de 29ºC.

Las mínimas también se mantuvieron en valores dentro de los promedios normales estacionales y similares a los del periodo anterior, con marcas entre 2ºC y 4ºC. El valor más bajo fue el de la localidad de Chacabuco, Buenos Aires, con 3 décimas de grado bajo cero (-0,3ºC).

 

Se puede observar que las reservas de humedad en el suelo muestran una condición similar a la semana pasada, con buenas características hídricas en toda la región. Sólo una pequeña porción sobre el extremo noroeste de GEA mantiene humedad regular, mientras que el resto de la región presenta características entre adecuadas y óptimas.

 

Para los próximos quince días se puede concluir que no se necesitan lluvias para mantener los buenos niveles de humedad en toda la región GEA. Sólo se deberían recibir unos pocos milímetros sobre el noroeste para alcanzar condiciones óptimas en ese sector de GEA, pero con registros de 30 a 50 mm sería suficiente.

 Extensión GEA: O de Córdoba, N de Santa Fe, Santiago del E. y Chaco

 

Invierno con más agua que el año pasado, pero dentro de los niveles medios

La primera semana de junio dejo atrás la buena provisión de agua con que cerró el mes anterior para dar paso a condiciones de tiempo más estables y sin precipitaciones sobre la franja central del país.

Algo distinta fue la realidad de las regiones ubicadas en la franja noreste, que se han visto dominadas por el aporte de aire más cálido y húmedo proveniente del océano Atlántico.

Este predominio en la circulación noreste / oeste derivó en lluvias de moderada intensidad que, durante el último fin semana, se desarrollaron sobre el centro oeste de Santa Fe y las provincias mesopotámicas, con un gradiente de mayor volumen pluvial a medida que nos desplazamos hacia el noreste.

Salvo las provincias mencionadas, el resto de la región pampeana y el NOA se vieron excluidos del aporte de agua, más allá de algunas lloviznas muy débiles y aisladas producto del encuentro de la circulación de aire un poco más frío con el alto contenido de humedad presente en la atmósfera.             

En líneas generales, junio ha comenzado mayormente seco en la región núcleo pero, aun así, las zonas aptas para las siembras de invierno han quedado muy bien provistas, como muestra el mapa de disponibilidad de agua útil en el suelo.

Las condiciones de humedad con las que cuenta la región pampeana en el comienzo del trimestre frío son muy favorables, incluso con áreas donde resultan superiores a lo normal. De todos modos, el buen acopio de agua logrado durante el otoño requerirá de lluvias de mantenimiento, que deberían aparecer durante este trimestre para sostener la buena disponibilidad de humedad para los cultivos de la fina.

Otro punto a tener en cuenta es que, por el momento, no se han producido irrupciones rigurosas de aire polar como las de comienzo de mayo, lo que podría indicar que transitaremos un invierno moderado, con avances de aire frío desde el sur argentino, pero más esporádicos y menos severos.

Los forzantes de escala global van en línea con las condiciones que hemos mencionado. Por un lado, el enfriamiento del Pacifico Ecuatorial Central sigue encaminado a condiciones de neutralidad que, según los modelos, no se modificará durante el trimestre frío aunque, de todos modos, en esta época del año el fenómeno La Niña prácticamente no tiene efecto sobre el comportamiento de las precipitaciones. Por el otro, la preponderancia de la corriente cálida de Brasil fomenta un desvío positivo de las temperaturas superficiales del Atlántico, moderando la circulación de aire frío desde el sudeste y aportando mayor humedad a la región núcleo.

Con este escenario, es muy probable que durante el trimestre frío sobre gran parte de la región pampeana las lluvias se mantengan dentro de los valores medios.

En términos generales, se espera un invierno algo más generoso que el del año pasado pero dentro de los niveles de precipitación habitualmente esperados para el trimestre frío.