Economía

¿Qué esperar de la economía mundial en los próximos años?

Guido D’Angelo – Emilce Terré - 23 de Abril de 2021
Como todos los años, los encuentros de primavera del FMI y el BM dejan mucha tela para cortar. La tan ansiada recuperación económica. La deuda externa. El cambio climático: camino a la transición verde. Poniendo el brazo: qué esperar de la vacunación.

 

Todos los años el Fondo Monetario Internacional brinda en conjunto con el Banco Mundial los llamados Spring Meetings o Encuentros de Primavera. Aquí se discute el progreso del trabajo de estos organismos, al tiempo que con sus diferentes oradores se brinda un panorama del desenvolvimiento económico, comercial y financiero mundial. En este año, los 4 ejes del encuentro fueron Recuperación Económica, Deuda, Clima y Vacunas.

La tan ansiada recuperación económica

En el panel central del evento coincidieron David Malpass, presidente del Banco Mundial, Kristalina Georgieva, directora gerente del FMI, y Janet Yellen, secretaria del Tesoro estadounidense. El presidente del BM repasó las terribles consecuencias de la pandemia. “La escala de esta tragedia no tiene precedentes: 127 millones de infectados, 2,8 millones de muertos, más de 100 millones de personas empujadas a la pobreza extrema, 250 millones de puestos de trabajo perdidos”. 

Además del daño inmediato, destacó que las cicatrices de esta crisis quedarán por años en la demora de la recuperación de los comercios e industrias, con altos niveles de informalidad laboral y deterioros en la continuidad del dictado de clases para amplios sectores sociales en todo el mundo. En este contexto, prometió más financiamiento en análisis y asesoramiento para los países miembros para diseñar mejores estrategias de recuperación económica. 

A su turno, la secretaria Yellen planteó que las redes de seguridad sanitaria y social del mundo “no eran tan fuertes como se creía” al tiempo que reflexionó “si hay algo que aprendimos de la crisis económica del 2009 es que no debemos retirar los estímulos económicos ni muy pronto ni muy rápido”. Esto sostiene los planes de la Administración Biden de dar un fuerte impulso a la recuperación económica a través de fuertes políticas de estímulo. Cabe recordar que Yellen fue presidenta de la Reserva Federal de 2014 a 2018, llevando adelante una política de tasas muy bajas en pos de estimular el crecimiento económico.

Con la batería de medidas implementadas, entre las que se destaca un plan de estímulo de 1,9 billones de dólares, Yellen espera que Estados Unidos vuelva el pleno empleo en 2022. No obstante, se esperan nuevas prioridades y nuevos sectores estratégicos en los Estados Unidos. “Tenemos cadenas globales de valor eficientes, pero no resilientes” destacó la secretaria del Tesoro, marcando cómo la excesiva deslocalización productiva puede ser un punto débil en la economía norteamericana.

Finalmente, la directora Georgieva expresó su honda preocupación por como la pandemia estaba profundizando la desigualdad “entre y dentro de los países”, afectando desproporcionadamente a mujeres y niños. Como destacamos en el Informe de Coyuntura Económica, la directora gerente ponderó la ampliación de Derechos Especiales de Giro (DEG) considerando que la misma colaborará en una recuperación sostenible y conjunta. A la vez, reforzará la cooperación internacional y permitirá a los países financiar con más impulso su recuperación económica. 

En este marco, se consolida un contexto de tasas de interés bajas por períodos prolongados, que es acompañado por fuertes ampliaciones en las bases monetarias de las monedas del mundo. Con estos elevados niveles de liquidez global, podrían desencadenarse tensiones inflacionarias que podrían ser un factor de impulso de los precios internacionales de los commodities, así como del valor de los activos a nivel mundial.

El FMI proyecta un crecimiento económico mundial cercano al 6% para el 2021, un punto por encima de la proyección del mes pasado. Luego de la fuerte caída del 2020, una amplia mayoría de países comienza su dispar y heterogéneo sendero hacia la recuperación económica. No obstante “hay mucho por hacer” en términos de estabilizar la macroeconomía. La directora Georgieva afirmó que el Fondo se ocupará con especial énfasis de los países con poco espacio fiscal y sin acceso a los mercados internacionales de crédito.

Si bien en la amplia mayoría de los casos se espera un desempeño económico de 2021 mucho mejor que el de 2020, pocos países alcanzarán el nivel de producto que tenían antes de la pandemia en este año. No obstante, la recuperación económica no deja de estar sujeta a la disponibilidad de vacunas con las que cada país pueda abastecerse.

En Latinoamérica, la crisis económica derivada del nuevo coronavirus ha azotado con fuerza a los países, con una trágicamente alta incidencia de muertes por casos confirmados. No obstante, la recuperación económica ya está en marcha en todos los países.

Así como las caídas lo fueron, las recuperaciones al interior de cada economía son muy disímiles y heterogéneas, con impactos sectoriales diferenciales. No obstante, es importante que la mayoría de los socios comerciales de la Argentina esperen agrandar este año sus economías. Un mayor producto puede estimular alzas en la demanda de los productos de exportación de nuestro país.

¿Qué hacemos con la deuda externa? 

“La deuda compromete la capacidad de los países de salir de la crisis” se afirmó en uno de los paneles coordinado por el presidente del Banco Mundial. La reconocida economista Carmen Reinhart destacó lo histórico de esta crisis, afirmando que nunca se ha visto una caída tan sincrónica en todo el mundo, lo que seguirá impactando en los próximos años en las relaciones económicas y comerciales.

Con este complejo panorama económico mundial, la iniciativa de Suspensión del Servicio de Deuda del G20 (DSSI-G20) les ha permitido a 43 países posponer alrededor de US$ 57.000 millones en pagos de deuda, permitiendo a sus presupuestos nacionales poder atender de una mejor manera los efectos de la pandemia. En los paneles del encuentro se exigió más transparencia en la concreción y anotación de las deudas, considerando que muchos deudores internacionales (Como el Club de Paris) no suele explicitar sus posiciones y deudores de una manera exhaustiva.

En un marco de posible reprogramación de las obligaciones de la Argentina con el Fondo Monetario Internacional y el Club de París, este tipo de iniciativas pueden ser de utilidad en las negociaciones en pos de mejorar los plazos de pago y permitirle al país mayor margen de maniobra para llevar adelante políticas de asistencia frente a la pandemia.

El cambio climático y el camino a la transición verde

John Kerry, el primer Enviado Presidencial especial de los Estados Unidos para el Clima, se mostró preocupado por la “amenaza existencial” que es el cambio climático. En su discurso en los Encuentros de Primavera, destacó que la energía verde y la economía sustentable son oportunidades para dar un enorme impulso al mundo post-COVID.

El veterano dirigente demócrata destacó que el abandono del carbón como fuente de energía es necesaria hoy más que nunca. Asimismo, destacó la responsabilidad del mundo desarrollado en el deterioro ambiental, ya que “los 20 países de mayor desarrollo acumulan el 81% de las emisiones globales”. Con más de 36.000 millones de toneladas emitidas de CO2 en 2019, China y Estados Unidos encabezan la lista de máximos emisores. Aun regresando al Acuerdo de Paris, se estima que la temperatura global subiría cerca 3,7° F (alrededor de 1,1° Celsius) en las próximas décadas.

Con este panorama, todas las expectativas están puestas en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático a desarrollarse en noviembre de este año en Glasgow. 

Además, el día de hoy está finalizando la Cumbre de Líderes sobre el Clima, encabezada por el presidente de los Estados Unidos Joe Biden y la participación del Presidente de la Nación Alberto Fernández. Esta reunión espera ser otro encuentro en pos de reducir la emisión de gases de efecto invernadero y mejorar la sustentabilidad de los sistemas económicos.

Por su parte, el Banco Mundial ha lanzado la iniciativa por un desarrollo Verde, Resiliente e Inclusivo (GRID, por sus siglas en inglés). Para los próximos cinco años, el banco espera reservar el 35% de su cartera de inversiones exclusivamente para inversiones relacionadas a una economía más sustentable, con especial enfoque en reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y en la neutralidad del carbono.

Poniendo el brazo: qué esperar de la vacunación a nivel mundial

El desarrollo de vacunas a tan rápida velocidad ha sido un logro científico inédito en la historia de la humanidad. Sin embargo, la capacidad de producción y de logística global aún imponen desafíos a una vacunación rápida y eficiente, limitando el regreso a la normalidad.

El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS) Tedros Adhanom pidió seguir dándole fuerza a la iniciativa COVAX para garantizar un acceso equitativo a las vacunas contra el coronavirus. “El virus no será derrotado en un mundo dividido” afirmó.

Además, la directora de la Organización Mundial del Comercio (OMC) Ngozi Okonjo-Iweala destacó la importancia de aprender de esta pandemia y preparar las infraestructuras para la siguiente. Estimó los gastos potenciales de preparar los sistemas mundiales de prevención y respuesta en cerca de US$ 200.000 millones, apenas el 10,5% del paquete de estímulo de los Estados Unidos. Considerando lo perdido hasta ahora, consideró que vale la pena hacer esta inversión en pos de prevenir y mitigar futuras pandemias.