Commodities

El maíz sudamericano desplaza al de los Estados Unidos en los mercados externos

Julio Calzada - Blas Rozadilla - Javier Treboux - 06 de Diciembre de 2019
Las exportaciones argentinas de maíz siguen mostrando gran intensidad, marcando un nuevo récord en noviembre. El maíz en Sudamérica tiene una campaña soñada, ganando terreno en los mercados externos. Alivio para el precio de la soja.

 

Las exportaciones de maíz de nuestro país siguen marcando récords históricos, alcanzando a la fecha un acumulado de aproximadamente 32,1 Mt en lo que va de la campaña 2018/19, un 72% por encima de las exportaciones de la campaña previa al mismo momento (18,6 Mt). Las exportaciones mensuales del cereal vienen siendo récord en todos los meses con excepción de uno, y no merma en intensidad a pesar de la altura del año comercial que transitamos. Según datos de la agencia marítima NABSA, en noviembre habrían salido de los puertos de nuestro país 3,1 Mt de maíz cargado en buques con distintos destinos.

El maíz argentino viene mostrándose muy competitivo en los mercados externos y, junto con Brasil, ha venido desplazando al cereal estadounidense en los mercados internacionales. Tal cómo puede apreciarse en la gráfica siguiente, las exportaciones de maíz de los Estados Unidos en el 2019 vienen mostrándose muy por debajo del promedio para prácticamente todos los meses, y este espacio ha venido siendo conquistado por el cereal proveniente de Sudamérica, que ve sus exportaciones crecer de forma extraordinaria. 

Estados Unidos lleva exportadas en su campaña comercial 2019/20 aproximadamente 6,2 Mt de maíz, un 45% menos de lo que marca el promedio acumulado de las últimas 5 campañas a esta fecha (la campaña comercial en los Estados Unidos comienza en el mes de septiembre). En lo que va de 2019, EE.UU. lleva exportadas 38,2 Mt de maíz, un 25% por debajo de lo que marca el promedio del último lustro, en tanto que en el mismo período las exportaciones de maíz de Argentina y Brasil crecieron un 75% y un 85% respectivamente. 

La nueva campaña productiva de maíz en nuestro país, en tanto, viene avanzando con buen ritmo, llevándose a la fecha un avance en la siembra del 56% sobre las 9.025.840 hectáreas que se prevé se siembren, según la información del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca (MAGyP). Esto presenta un retraso de 10 p.p. en comparación con la campaña previa, aunque se encuentra acompasado con los promedios de las últimas campañas.

En algunas zonas de nuestro país preocupa la falta de precipitaciones, necesarias para avanzar con lo que resta sembrar y para mejorar los perfiles de los lotes ya emergidos. Si bien se presentaron episodios de precipitaciones en la última semana, las mismas fueron disparejas y, según relevó la Guía Estratégica para el Agro (GEA), solo dejaron lluvias de 15 a 30 mm en el 9% de la Región Pampeana entre el jueves 29/11 y el martes 3/12. Según el MAGyP, en la zona núcleo las reservas pasaron de ser adecuadas a regulares en su mayor extensión en la última semana, incluso con algunas zonas donde son escasas. En el sur de Córdoba y La Pampa  también se observa un secamiento debido a la escasez de precipitaciones, según señala el organismo.

Buena actividad en el mercado local

En el mercado local, se sintió un importante repunte en la actividad comercial por soja hasta el día jueves, con subas en los valores ofrecidos para compra de mercadería, tanto para la disponible como para la de nueva campaña. A su vez, la mayor intensidad comercial se evidenció en un mayor número de compradores activos y una mayor amplitud en las posiciones de compra, que incluyeron posiciones diferidas de la presente campaña y de la próxima, con ofertas de compra que llegaban hasta noviembre del año próximo. El precio de la mercadería disponible subió US$ 1,3/t en la última semana, con el precio pizarra de la Cámara Arbitral de Cereales situándose en los US$ 247,4/t el día jueves. El día miércoles, el precio de la soja había tocado los US$ 251/t, el mayor precio en tres semanas.

El día jueves 5, la plaza local tomó conocimiento - a primera hora del día- de que una de las empresas agroindustriales más importantes de capital nacional y que ocupa una participación trascendente en el mercado de granos, había iniciado un proceso de reestructuración de pagos, según comunicado oficial de la firma. Esto generó un menor nivel de operaciones dado que primo la cautela y preocupación entre los operadores. A su vez, se redujeron los valores ofrecidos por la oleaginosa.

Por su parte, la soja de nueva cosecha, con descarga en mayo del año próximo, tuvo mejoras en las ofertas de compra en la semana. El precio abierto de compra subió unos US$ 15/t, recuperando el terreno perdido y volviendo a los US$ 235/t que se habían observado en el inicio de la semana pasada. 

Hasta este mismo jueves, el mercado local de maíz prosiguió con una buena actividad comercial en líneas generales, con los negocios por el cereal de nueva campaña presentando buenos volúmenes. El interés de los operadores pareció desplazarse con mayor intensidad hacia los segmentos de maíz tardío de la campaña 2019/20, con muchos negocios anotados para la entrega en junio/julio del año próximo. La semana también se presentó con subas en los valores por el cereal de nueva cosecha, tanto para el maíz temprano como para el tardío. Por su parte, el disponible cerró la semana en baja, el precio de la Cámara Arbitral de Cereales del día jueves 5 fue de US$ 144,2/t, 0,6% por encima del valor del jueves pasado. 

Al compás de las noticias sobre la guerra comercial y las declaraciones de Trump, la soja se recupera

Luego de ocho sesiones consecutivas con caída y de un noviembre que mostró una clara tendencia a la baja, el precio de la soja en el Mercado de Chicago muestra una recuperación. La soja había comenzado la primera semana de noviembre en US$ 344,66/t para encausarse luego en el sendero decreciente que recortó el precio en 25 dólares hasta tocar un mínimo de casi tres meses de US$ 319,85/t.

Las idas y venidas en los comentarios acerca de los avances en las negociaciones entre Estados Unidos y China, que aumentaron la incertidumbre en el mercado, y las mejores condiciones climáticas para los cultivos en Sudamérica impulsaron esta caída. Esta desconfianza y pesimismo respecto al logro de un acuerdo llevó a los fondos de inversión a realizar, en la semana finalizada el 26/11, la mayor venta semanal de futuros y opciones de soja en Chicago. Según datos de la CFTC, los fondos especuladores revirtieron su posición neta luego de una venta de 61.393 contratos, lo que equivale a cerca de 8,4 Mt, para quedar con un posicionamiento vendido neto de 42.941 contratos.

A pesar de esto, esta semana la oleaginosa revirtió la tendencia y comenzó la recuperación impulsada por compras de oportunidad luego de la fuerte caída. A esto se sumaron nuevas novedades respecto a las negociaciones entre las dos principales economías del mundo que renovaron el optimismo en los mercados y sostuvieron el alza para cerrar en US$ 324,91/t el día de ayer, mostrando una suba el 1,6% respecto al mínimo del lunes.

El optimismo reapareció luego de un informe de Bloomberg en el que se comentaba que las partes se están acercando a acordar la cantidad de aranceles a revertir en una primera fase del acuerdo comercial. Además, Donald Trump tranquilizó a los operadores al declarar este miércoles que las conversaciones comerciales con China iban "muy bien". El día previo había dicho que un acuerdo comercial podría tener que esperar hasta después de las elecciones presidenciales estadounidenses de 2020.

Sin embargo, las ganancias en la soja están limitadas por las expectativas de una cosecha récord en Brasil. Según una encuesta de Reuters entre operadores del mercado, se espera que la producción brasileña alcance las 122,7 Mt, una cifra 6,7% superior a la de la última campaña.

La mejora de las perspectivas climáticas después de los retrasos iniciales en la siembra está impulsando el crecimiento de la cosecha brasileña, lo que puede colocar al país por delante de Estados Unidos como el mayor productor mundial de la oleaginosa.

Estas mejoras climáticas están ejerciendo presión sobre las cotizaciones del maíz. Se espera que los agricultores brasileños siembren el área más grande registrada en la historia con el cereal en la 2019/20 superando las 18 M ha, un 3,5% más que en la campaña anterior, según la encuesta de Reuters. De esta manera la producción podría alcanzar el récord de 101 Mt. Se espera que los buenos precios del maíz, impulsados por una fuerte demanda externa e interna, alienten a los agricultores a ampliar la superficie cultivada a pesar de los problemas climáticos que pueden afectar a la segunda cosecha de maíz a causa de los retrasos en la soja.

La gran campaña de exportación de Brasil que ha restado participación en el mercado internacional a Estados Unidos también ha impactado en los precios del cereal en Chicago, que se ven más afectados ante las expectativas de cosecha récord. El precio del contrato con mayor volumen operado ajustó en US$ 148,32/t el día de ayer, registrando una caída semanal del 1,2%.