Commodities

Argentina se encamina a un récord de siembras en la 2021/22

Federico Di Yenno – Emilce Terré - 23 de Julio de 2021
La superficie agrícola proyectada para la campaña 2021/22 alcanza 38,7 millones de hectáreas, 500 mil ha a más que el ciclo anterior. De cumplirse, se trataría de la mayor superficie en la historia, traccionada por la mejora en los precios internacionales.

 

En la campaña 2020/21, las condiciones meteorológicas resultaron mayormente desfavorables para el desarrollo de los cultivos de invierno, en tanto que un déficit de humedad combinado con altas temperaturas en febrero y marzo del corriente año restó quintales a la soja, obligando a ajustar a la baja la estimación de cosecha. De este modo, la producción total de granos de la campaña 2020/21 se ubicó un 6 % por debajo del ciclo anterior, totalizando 127,7 Mt. El área dedicada a la producción de granos y oleaginosas en la Argentina fue de 38,2 millones de hectáreas (M Ha), según los últimos ajustes que se le hicieron a la campaña.

El ciclo 2020/21 terminó con un récord de siembra de maíz de 7,4 M ha. Para la campaña 2021/22 la intención del cereal alcanza nuevamente un récord absoluto de 7,7 M ha. Según el análisis de la Guía Estratégica para el Agro (GEA), el crecimiento esperado en el área sembrada varía según la provincia, aunque se advierte una importante y generalizada apuesta de los productores por el cultivo. Es muy probable que el paquete tecnológico empleado para la campaña 2021/22 mejore con creces. Según las encuestas, habría una tendencia a sumar más lotes con un manejo tecnológico de punta lo que podría seguir mejorando los rindes promedios, siempre que el clima sea favorable al cultivo. De esta manera, se estima un crecimiento interanual en el área cultivada del 4,6 %. Con un rinde promedio de 80,4 qq/ha, el horizonte productivo estimado es de 54 Mt, es decir un 5 % más de volumen que el récord productivo logrado en 2018/19 y 2019/20 (ambas campañas obtuvieron una cosecha de 51,5 Mt).

La tendencia observada los últimos años en materia de participación de cultivos ha llegado para quedarse. Año tras año el maíz crece, el trigo crece y la reina de los campos argentinos, la soja, pierde presencia en el total de las hectáreas sembradas. Se espera de esta manera una reducción en las hectáreas sembradas con soja en 250 mil ha, totalizando 16,65 M ha, que se proyecta como el valor más bajo de los últimos 15 años. Este valor puede seguir ajustándose a la baja en los próximos meses. Esta tendencia se fortalece en las principales zonas productivas de la región pampeana, sobre todo en las áreas dónde la falta de agua marcó muy negativamente los rindes de soja y en cambio mostró un comportamiento mejor de lo esperado en maíz. Al comparar los márgenes de producción para los diferentes cultivos, el maíz temprano en la región núcleo es el que mejor margen presenta, siguiendo da-tos de GEA. El doble cultivo trigo/soja se ubica en segundo lugar, mientras que la soja temprana se mantiene en última posición en términos de margen neto. El crecimiento en los rindes del maíz y la mejor relación precio/insumo del cereal favorecen su producción, restando hectáreas de siembra a la oleaginosa. De 20 M Ha que se sembraban con soja hace siete años, el cultivo ha perdido superficie año tras año hasta perforar en el actual ciclo 2020/21 la barrera de 17 M ha. 

Para la campaña 2021/22, se prevé que el área sembrada de trigo aumente un 3 %. Las condiciones hídricas y el escenario de precios este año son mucho mejores que el año pasado a misma fecha. Las últimas lluvias consolida-ron la intención de siembra en gran parte de la región pampeana. Con un 27% sembrado, el trigo se encamina al área de siembra objetivo de 6,7 M ha. En este contexto, Argentina se propone alcanzar una producción de triguera de 20 Mt, lo cual marcaría un nuevo récord histórico para el cereal de invierno. Este guarismo surge de tomar en cuenta pérdidas de área en torno a 200.000 ha y el rinde promedio nacional de los últimos 5 años: 31 qq/ha. Córdoba aprovecharía la ventaja de disponer más agua en sus perfiles, sobre todo en el este y sur provincial, recuperando el área que no pudo cultivar el año pasado, con un 14% más de superficie dedicada al trigo. Sin embargo, la escasez de lluvias continúa siendo un importante desafío para algunas zonas, y se paralizan las siembras en el centro y norte provincial. El área sembrada en Buenos Aires caería casi un 10 % en beneficio de la cebada, aunque se destaca la recuperación de humedad edáfica en el norte provincial, que podría sumar intención triguera. En Santa Fe, se anticipa un crecimiento en la superficie implantada del 5 %, aunque no se descarta que pueda ser mayor, luego de las últimas lluvias. Santa Fe este año alcanzaría el mayor nivel de siembra de trigo en toda su historia, superando su anterior récord, el del año pasado con 1,19 M ha cultivadas.

Siguiendo con el análisis de márgenes, para la próxima campaña se proyecta un incremento sustancial en el área sembrada de girasol. El ciclo 2020/21 dejó magros resultados para la oleaginosa en términos de rinde en numerosas zonas del país. Como consecuencia de ello, se obtuvo la menor producción de los últimos 5 años. De cara a la campaña 2021/22, los márgenes brutos del productor se encuentran muy por encima de otros años. A pesar de los problemas productivos que surgieron en las últimas campañas, los precios más atractivos que se observaron desde finales del año 2020 se espera impulsen las siembras de girasol este año. 

Por otra parte, se espera también un crecimiento en el área dedicada al cultivo de sorgo, que se estima en un 5 % interanual alcanzando 1 M ha en 2021/22. A su vez, se anticipa también un sustancial crecimiento en el área sembrada de cebada del orden del 5 % interanual, alcanzando 1,3 M ha en la campaña 2021/22, según datos de MAGyP.

Así, se espera que las sembradoras argentinas cubran un total de 38,7 millones de hectáreas en la campaña 2021/22, medio millón de hectáreas o un 1 % más que ciclo anterior. De concretarse, esta superficie sembrada sería la mayor de la historia, superando por casi 250.000 hectáreas a la mejor marca lograda en la campaña 2019/20. La mejora en los precios internacionales del primer semestre del año, que llevaron las cotizaciones de referencia a máximos en alrededor de una década, ha cumplido un rol fundamental al mejorar la rentabilidad en lotes marginales e incentivando su siembra.  

Asumiendo rindes tendenciales, la producción nacional podría alcanzar un récord histórico de 140 millones de toneladas, anclado principalmente en la recuperación de la producción de trigo, girasol y el nuevo impulso del maíz. 

Finalmente, se proyecta el ingreso mensual de camiones cargando granos a las terminales del Gran Rosario. La tabla a continuación prevé el arribo de camiones a industrias y puertos del Gran Rosario en el período jul’21-may’22, considerando ya el ingreso de gran parte de las cosechas 2021/22. Las proyecciones presentadas se basan en el ingreso real esperado de los camiones a las terminales del Gran Rosario. Debe tenerse en cuenta, sin embargo, que las empresas entregadoras de granos computan el ingreso de mercadería hasta las 06:00 am, por lo que el número en sus registros sería sensiblemente inferior. Al indicador se lo corrige por la discrepancia en cada campaña, suponiendo que esta la diferencia entre la demanda y la llegada de camiones es igual en todos los meses del año.