Commodities

Un récord de 36 Mt de maíz se exportó en 2019

Blas Rozadilla – Javier Treboux - 10 de Enero de 2020
El maíz cerró un excelente año en el mercado internacional, superando en un 55% lo exportado en 2018. Las lluvias trajeron alivio a la gruesa mientras los precios se consolidan. En Brasil, se espera una fuerte caída de stocks del cereal.

 

Las exportaciones argentinas de maíz cerraron un excelente 2019, con un diciembre que nuevamente se mantuvo por encima de los promedios históricos: 1,82 millones de toneladas se embarcaron desde los puertos nacionales con miras al exterior en el último mes del año, récord absoluto para diciembre.

El 2019 cerró con 36 millones de toneladas exportadas de maíz en grano, un 55% por encima del año previo y un 75% por encima del promedio de los últimos cinco años. La gran cosecha, que en la campaña 2018/19 totalizó un volumen de aproximadamente 51,5 millones de toneladas, junto con la buena competitividad que ha tenido el maíz sudamericano en los últimos meses, llevó a nuestro país a ganar terreno en los mercados internacionales e impulsó las ventas externas. En la campaña comercial 2018/19, que en nuestro país comienza a partir del mes marzo, se llevan acumuladas 33,60 Mt en exportaciones, un 70% por encima de la 2017/18 para el mismo momento.

Por otro lado, las exportaciones del complejo sojero en el mes de diciembre estuvieron algo por debajo de los promedios históricos, mostrando una mayor concentración de las exportaciones en los meses que sucedieron a la cosecha.

A pesar de este diciembre discreto, el año cierra con aproximadamente 5,29 Mt (292.000 t en diciembre) exportadas de aceite de soja, 29,65 Mt (1,65 Mt) de harina y 10,12 Mt (872.000 t) de poroto sin procesar. Las exportaciones anuales estuvieron por arriba de los promedios históricos en volumen, sobre todo las exportaciones de grano, que fueron 30% superiores a las exportaciones del último lustro.

Es necesario aclarar que estos datos no son definitivos, ya que surgen de estimaciones de embarques para el mes de diciembre, por lo que quedan pendientes de verificación por parte de los organismos públicos.


Mejoran las condiciones para los cultivos

Las necesarias lluvias que llegaron sobre el final del mes de diciembre y principios de enero, permitieron avanzar de buena forma con las últimas tareas de siembra para la soja y el maíz en nuestro país, y mejoraron los perfiles de humedad y la condición de los cultivos en gran parte de la Zona Núcleo.

El avance en la siembra de maíz alcanza ya el 88% de las 9,02 M ha previstas para la campaña según los datos del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca (MAGyP), similar avance al de la campaña pasada. En las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos, Córdoba, La Pampa y Santa Fe la siembra está prácticamente finalizada. Por el lado de la soja, el avance de siembra alcanzó el 92%, habiendo avanzado 6 p.p. en la última semana, y presentando un ligero retraso en comparación con el 95% de la campaña previa. 

Siguiendo a GEA - Guía Estratégica para el Agro de la BCR, los eventos de lluvias que se registraron en la última semana tuvieron importancia crítica para el desarrollo de la campaña. Las lluvias llegaron justo a tiempo para el maíz temprano en la zona núcleo, justo para reforzar el llenado de granos. Ahora el 80% de los cuadros de maíz en la región se presentan en condiciones entre muy buenas y excelente, un 18% se los considera como buenos y un 2% regulares, con vistas a constituirse como la segunda mejor campaña de la historia para la región. Por el lado de la soja, el 73% de los cuadros de la zona presentan entre excelentes y muy buenas condiciones.

Mientras algunos sectores presentan reservas hídricas óptimas, principalmente al sudeste de Córdoba y sur de Santa Fe, otras zonas se encuentran en situaciones más complicadas. Según releva MAGyP, sobre el sudoeste de Buenos Aires, el oeste de La Pampa, San Luis y oeste de Córdoba predominan reservas hídricas deficitarias. A su vez, los suelos de Chaco y Santiago del Estero no han alcanzado una recuperación similar a la que tuvo el centro de la región núcleo y se mantienen en escasez.

Según afirma el especialista Dr. José Luis Aiello, las lluvias en nuestro país para el período estival tendrían como techo la normalidad, con temperaturas que estarían por sobre los registros normales en la gran mayoría de las zonas productivas; camino al pleno desarrollo del cultivo, la variabilidad climática entra nuevamente escena como protagonista importante. 


Fuerte suba en los futuros de soja

En el MatbaRofex, el contrato de soja con entrega en el mes de enero continúa al alza alcanzando su máximo valor desde que comenzó a cotizar. El día de ayer ajustó en US$ 267/t, mostrando una suba del 2,1% respecto al jueves anterior. Según comentan los operadores, parte de la demanda disponible se ha canalizado por el mercado a término, lo que sumado a la cobertura de posiciones vendidas de agentes que no cuentan con la mercadería disponible para entregar, dio impulso a los precios. 

En el Mercado Físico de Granos de la Bolsa de Comercio de Rosario, se observa un leve repunte en la actividad comercial por soja, en un mercado donde la oferta de mercadería es escaza lo que da sustento a las cotizaciones. El precio de pizarra de la Cámara Arbitral de Cereales de la BCR quedó en US$ 258/t, levemente por encima del valor del jueves pasado. Por la nueva cosecha, el precio propuesto en el recinto se mantuvo alrededor de los US$ 230/t.

El producto más negociado en el recinto es el maíz, que mostró el mayor repunte en los volúmenes negociados. El mercado del cereal concentra el mayor número de compradores activos y de posiciones con ofertas abiertas. La operatoria se focaliza en el segmento disponible y en la cosecha temprana. El precio pizarra mostró un importante avance a partir de la mayor demanda de la exportación, el valor correspondiente a la operatoria de ayer quedó en US$ 160/t, un incremento de 10 dólares en la semana. Los valores ofrecidos por el maíz con entrega en marzo acompañaron la tendencia del disponible en la semana pasando de 135 a 145 dólares.


Se incrementan las estimaciones para la cosecha de soja brasileña

La Companhia Nacional do Abastecimento (Conab) aumentó sus proyecciones para la cosecha de soja de la campaña 2019/20 en más de 1,1 Mt respecto al informe del mes de diciembre. De esta manera, se espera que la producción de la oleaginosa alcance un nuevo récord de 122,2 Mt, un 6,3% más que en la campaña pasada y superando en un 2,5% el máximo registro previo logrado en la 2017/18 (119,3 Mt).

Esta mayor previsión se corresponde con un aumento del 1% en los rindes esperados, que se ubican en 33,2 qq/ha. Esta estimación supera en un 3,6% al dato de la campaña pasada. A su vez, se espera un aumento del área sembrada del 2,6% respecto a la 2018/19 al cubrir un total de 36,8 M ha.

Tras un comienzo de la siembra afectada por condiciones climáticas adversas, lo que hizo que las labores comiencen de manera desigual en diversos estados productores ante el retraso en la temporada de lluvias y la dispersión de las mismas, la situación ha tendido a la normalización y ya se encuentra dentro de los parámetros de campañas anteriores.

Para el caso del maíz, se ajustó levemente al alza la estimación de producción total. 98,7 Mt se esperan para la próxima cosecha, 300 mil toneladas más que en diciembre. Este incremento corresponde al maíz de primera, que ya se encuentra sembrado y presenta buen desarrollo vegetativo.

Con respecto a la safrinha o maíz de segunda, responsable de más del 70% de la producción total y cuya siembra comienza en enero luego de la cosecha de la oleaginosa, todavía existe incertidumbre sobre posibles cambios en el área cultivada. Actualmente, la Conab estima una superficie igual a la del ciclo previo pero una menor producción (70,9 Mt). Los mencionados retrasos en la siembra de soja generan riesgos a causa del desarrollo del ciclo de los cultivos, que puede tener su evolución avanzado el mes de febrero y acortar la ventana de siembra óptima para maíz de segunda.


Fuerte caída de stocks de maíz en Brasil

Por el lado de la oferta y demanda, la Conab no publicó la actualización de su balance para la soja ya que está realizando una revisión de los datos de la recientemente concluida campaña 2018/19, luego de exportaciones mayores a las esperadas sobre el cierre del año. Según las datos de Comex Stat, Brasil exportó en 2019 (período que coincide con el ciclo comercial 2018/19) poco más de 74 Mt, mientras que la Conab había estimado 70 Mt.

Sin embargo, según Reuters, funcionarios del Ministerio de Agricultura hicieron referencia al impacto perjudicial que el acuerdo comercial entre China y Estados Unidos podría tener sobre las exportaciones de la oleaginosa. La afianzada posición de liderazgo adquirida por Brasil en el mercado internacional podría verse afectada ante una menor demanda china, sin embargo, se espera poder ampliar las ventas a otros destinos.

El maíz, por su parte, entra en el último mes de la campaña comercial 2018/19 con un nuevo aumento en la estimación de exportaciones. Luego de que se exportaran 4,4 Mt de toneladas en el mes de diciembre, la proyección se elevó 1,5 Mt hasta 41,5 Mt, un récord absoluto que supera ampliamente las 30,85 Mt exportadas en la 2016/17.

En este escenario, los stocks iniciales de la próxima campaña caen fuertemente, llegando a 11,5 Mt, más de 4 Mt por debajo que los de la campaña actual. Esto es preocupante para el sector ganadero, ya que se lleva comercializado un importante volumen de la safrinha destinado mayormente a la producción de etanol y a la exportación. Las exportaciones para la 2019/20 se estiman en 34 Mt pero podrían ser más bajas, ya que la competencia con el sector del etanol se está intensificando, especialmente con las nuevas plantas que comienzan sus operaciones. La proyección de consumo interno se mantiene en 68,1 Mt, pero si se consolida el escenario de aumento de las importaciones chinas de carne, puede corregirse este valor ante mayor consumo para alimentación animal.

De esta manera, el stock final de la cosecha quedaría en 9,1 Mt. En el escenario actual, esto genera la relación stock/consumo total más baja desde la cosecha 2012/13. Es por esto que se espera que los precios internos del maíz tiendan a mantenerse firmes y a niveles altos.


Semana bajista para los granos gruesos en Chicago

Los precios de los granos gruesos tuvieron una notable caída el viernes pasado, ya que los comerciantes buscaron asegurar ganancias luego de los temores causados por el ataque estadounidense a un líder militar iraní que causó una escalada de las tensiones geopolíticas en el Medio Oriente.

Luego de esa baja, la soja mostró una tendencia de leve recuperación a medida que disminuían las tensiones en Medio Oriente y crecían las expectativas de cara al acuerdo comercial entre China y Estados Unidos. Sin embargo, la oleaginosa volvió a caer el día de ayer ante las mejoras climáticas en Sudamérica y por la fuerte demanda china de soja brasileña en un momento próximo a la firma del acuerdo comercial, lo que desalentó las expectativas de fuertes compras de soja estadounidense por parte de China.

El día de ayer, el precio del contrato de soja  de mayor volumen operado ajustó en US$ 346,68/t, cayendo un 1,3% en relación al jueves de la semana pasada. 

Por su parte, el maíz registró una semana de caídas consecutivas luego de las ganancias registradas el jueves de la semana pasada. Tras los temores causados por el conflicto en Medio Oriente, el cereal continúo en la senda bajista a causa de ventas técnicas por parte de los fondos especulativos, por las mejoras climáticas que favorecen a los cultivos sudamericanos y por la cautela de los operadores comerciales expectantes por el informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) en la búsqueda de mayores precisiones sobre el tamaño de la cosecha de maíz del año pasado, retrasada por el clima frío y húmedo, así como de las proyecciones de la oferta y la demanda mundial.

El cereal registró una caída del 2,1% en la semana, el contrato de mayor volumen operado cerró en US$ 150,88/t el día de ayer.