English version
Ingresar
Aviso Legal
Situación Impositiva

AÑO XXXVI - N° Edición 1883 - 09 de noviembre de 2018
Commodities
Se catapultaron los negocios de exportación de soja 17/18 en octubre
FEDERICO DI YENNO - EMILCE TERRÉ
Las ventas de exportación de poroto soja 17/18 (DJVE) aumentaron casi 2 Mt en los meses de septiembre y octubre, totalizando 3,3 Mt al 6 de noviembre. La decisión de no adquirir soja a Estados Unidos por parte de China conlleva al aumento en los negocios de exportación de poroto en Brasil y Argentina. En la última semana, en los mercados FOB se rumoreó sobre la posibilidad de una menor rigidez comercial entre Estados Unidos y China, lo que hizo caer el diferencial de precios entre la soja sudamericana y la estadounidense.


El precio negociado por los granos gruesos sigue bajo presión en los mercados internacionales y en el local. Dos factores significantes se combinan, condicionando fuertemente el comercio de la campaña 17/18 de soja.

El conflicto comercial entre China y Estados Unidos sigue generando grandes cambios en el comercio internacional, si se lo compara con campañas pasadas. Al cerrarse las puertas del mercado estadounidense en un momento en que los stocks de la oleaginosa se empiezan a apilar en los silos de los farmers estadounidenses, China siguió adquiriendo continuamente soja sudamericana en un momento atípico. Esta anormalidad se da por la lejanía de la fecha de compra en relación al momento de la cosecha en Brasil y Argentina. En el caso de Brasil, China adquirió 57 Mt de toneladas de poroto de soja en los meses de marzo-octubre. El valor de lo exportado en el año 2018 ya es equivalente al 47 % de la producción de soja 17/18 en Brasil. Este valor se encuentra por encima del ratio de 41 % y 37 % en los años 2017 y 2016 respectivamente. En la primera semana de noviembre, el precio del poroto de soja en los puertos de Estados Unidos aumentó, mientras que cayó en los puertos de Brasil y Argentina. Según fuertes del mercado exportador, se estaría hablando de un acuerdo entre China y Estados Unidos lo que explica la mejora relativa del precio de la soja norteamericana.



En el mercado de Argentina el impulso comprador por parte de China que se vislumbró hace varias semanas siguió latente. Los negocios de exportación (DJVE) 17/18 cerrados en septiembre y octubre de casi 2 millones de toneladas (Mt) sobrepasan a todos los negocios realizados al momento de la cosecha de este año (marzo-agosto), por un total de 1,3 Mt. Este patrón de comercialización difiere notablemente del resto de las campañas.



El otro driver que impulsa los precios a la baja sigue siendo la producción y los stocks finales en Estados Unidos. A pesar de que en el último reporte del USDA, los rindes de soja y maíz fueron revisados a la baja, los stocks de soja para la campaña 18/19 fueron revisados al alza por una retracción de las exportaciones esperadas debido al conflicto comercial entre Estados Unidos y China, que a pesar de los recientes rumores de solución no hay negociaciones oficiales activas.

Por otro lado, las perspectivas de cosecha de América del Sur, tanto de maíz como de soja son buenas, lo que deprime los precios de ambos granos debido a una mayor oferta esperada que se sumaría a la ya mayor cosecha efectiva 18/19 de los Estados Unidos.

Las chances de la formación del fenómeno climático del Niño en la primavera austral y la continuación del fenómeno en el verano son altas. Según los meteorólogos del Centro de Predicción Climática de los Estados Unidos (CPC, por sus siglas en inglés) y el Instituto Internacional de Investigación del Clima (IRI, por sus siglas en inglés) las probabilidades de esta ocurrencia son del 80 %. Esto implica para Argentina condiciones más húmedas de lo normal, lo que se correlaciona con rindes mayores ante un clima más benévolo tanto para la soja como para el maíz. En Brasil lo efectos no son directos ya que las áreas de mayor producción de soja y maíz quedan fuera del radio de cambio esperado del patrón climático, estadísticamente hablando, cuando se origina el fenómeno del Niño.



La variable comúnmente utilizada como indicador del fenómeno del Niño es el denominado ONI, que mide las temperaturas superficiales del Océano Pacífico en la franja denominada Niño 3.4. El promedio de 5 trimestres consecutivos de temperaturas por encima de lo normal, superando los 0.5 C°, indican el desarrollo del fenómeno de El Niño. También se utilizan otros indicadores adicionales, como lo es la persistencia de temperaturas sub-superficiales por encima del promedio o las corrientes de viento del oeste que también apoyan el desarrollo eventual de El Niño. 



En Argentina, se puede notar una fuerte correlación entre el fenómeno climático del Niño y la Niña con el rendimiento del maíz en todas las campañas desde fines de los 80s hasta la actualidad, salvo en la última campaña 2016/17. Similar situación se observa en los rendimientos de la soja.

En la semana, siguiendo la caída en los precios de exportación del poroto de soja de Argentina, por las razones descriptas, disminuyó fuertemente el precio de la soja disponible y de los forwards en el mercado doméstico. El precio pizarra del día jueves 8 de noviembre se fijó en $ 8.720/t cayendo abruptamente de los $ 9.050/t del jueves pasado. Medido en dólares la caída de más de US$ 8/t acompaña a la caída del precio FOB publicado por el Secretaría de Agroindustria de US$ 10/t. El maíz por su parte, logró marcar una leve recuperación en los últimos 7 días, medido en pesos y en dólares. El precio pizarra del día jueves 8 de noviembre se fijó en $ 4.710/t aumentando $ 40/t respecto al jueves anterior. La mejora del maíz estuvo marcada por mayores precios en los mercados FOB, tanto en los puertos de Argentina, como en las plazas de los principales exportadores del cereal.

Bolsa de Comercio de Rosario Córdoba 1402 - S2000AWV
TE: (54 341) 5258300 / 4102600
Rosario - Santa Fe - Argentina

Oficina Buenos Aires Reconquista 458 piso 7° - C1003ABJ - Cdad. de Buenos Aires.
Tel: (54 - 011) 43280390/1484 43939391/9649- Fax: (54 - 011) 43939649
contacto@bcr.com.ar